Administración de fideicomisos

Cuide de que su fideicomiso o un de su ser querido
es administado correctamente. 

¿Qué significa administrar un fideicomiso?

 

Administrando un fideicomiso significa seguir las indicaciones dejadas por la persona que

estableció el fideicomiso (el fideicomitente). La responsabilidad del fiduciario puede ser muy

sencilla, por ejemplo si las indicaciones le piden al fiduciario levantar un inventario y dividir los

bienes equitativamente entre los herederos. También puede ser muy difícil, si por ejemplo es un

fideicomiso que seguirirá por muchos años con repartos periódicos calculados por medio de un

fórmula complejo.

¿Quién administrará el fideicomiso?

 

El fiduciario nombrado en el fideicomiso tiene toda la responsabilidad y autoridad de administrarlo. Típicamente, los fideicomitentes (los creadores del fideicomiso) sirven como los primeros fiduciarios. Esto se ve con frecuencia con los fideicomisos revocables. Mientras permanezcan sanos y vivos, ellos tienen todo el control del fideicomiso; mantienen control de los activos en el fideicomiso, pueden cambiar los beneficiaros—hasta pueden revocar el fideicomiso por completo. Si fallezcan o si se vuelvan incapaz de administrar sus asuntos financieros, el nuevo fiduciario se hará responsable de administrar el fideicomiso. Los fideicomitentes también pueden ceder el control al siguiente fiduciario.

¿Puedo recibir remuneración por ser fiduciario?

El trabajo del fiduciario puede requerir mucho tiempo. Por su tiempo y atención, el fiduciario merece remuneración razonable. No obstante, tendrá que preguntar al abogado si el fideicomiso permita remuneración para el fiduciario. Algunos fideicomisos prohiben remuneración si el fiduciario es un familiar del fideicomitente. Si Ud. no está de acuerdo con con las condiciones del fideicomiso, es posible renunciar la responsabilidad de ser fiduciario o solicitar una modificación del fideicomiso. En cualquier caso, el fiduciario debe de ser reembolsado por sus gastos, incluyendo pago por milla recorrida. Mantenga un record detallado del tiempo y gastos; los beneficiarios del fideicomiso pueden cuestionar cualquier ingreso recibido del fideicomiso.

Administración de un fideicomiso cuando fallezca el primer fideicomitente

Incluso cuando un fideicomiso sigue revocable al fallecimiento de la primera pareja, es necesario tomar ciertos pasos. En muchos casos, el fideicomitente sobreviviente será el representante personal de su pareja bajo el testamento. Como el representate personal, tendrá que someter el testamento para autenticación por el juzgado testamentario, si se necesite. Si el fideicomiso incluye bienes reales, será necesario notificar el condado del fallecimiento del primer fideicomitente. Si el fideicomiso requiere la creación de un fideicomiso irrevocable para una porción de la propiedad, será necesario crear ese fideicomiso, o tal vez solicitar que la corte cambie esa provisión. A la pareja sobreviviente no se permite ignorar los requerimientos del fideicomiso. Si se crea un fideicomiso irrevocable, será necesario notificar a los beneficiarios de ese fideicomiso.

¿Cuándo se vuelve irrevocable un fideicomiso?

 

La mayoría del los fideicomisos revocables creados por parejas se vuelven irrevocables cuando fallezca la última pareja. No obstante, algunos fideicomisos creados cuando el umbral de los impuestos de sucesiones era mínimo requieren la división de los activos al fallecimiento de la primera pareja, con una porción (normalmente para el mantenimiento de la pareja sobreviviente)  dedicada a un fideicomiso irrevocable.

 

Algunos fideicomisos son creados irrevocables, como los fideicomisos para necesidades especiales, o los fideicomisos denominados "spendthrift", que impiden a los acreedores reclamar el capital o los intereses de los beneficiaros.

¿Es posible modificar un fideicomiso irrevocable?

 

Eso depende. Si la razón por crear un fideicomiso irrevocable ya no es válida, muchos tribunales aprobarán una petición para terminar o modificar el fideicomiso. Un ejemplo de esto será un fideicomiso irrevocable creado para minimizar impuestos de sucesiones cuando el mínimo exento de tales impuestos era un millón de dólares. El mínimo exento de los impuestos de sucesiones hoy en día, por contraste, es $5,34 millón por individual (ajustado a la inflación). También se permite hoy en día "portability", lo cual quiere decir la posibilidad de elejir aprovechar el máximo del exento de cada esposo. Con menos de .2% de parejas ahora responsables para los impuestos de sucesiones, no se necesita en la mayoría de los casos un fideicomiso irrevocable para evitar esos impuestos.

Al contrario, un fideicomiso irrevocable puede haber sido creado por otras razones. Los fideicomisos "spendthrift" protegen la herencia de las demandas de acreedores y de gastos excesivos. Fideicomisos para discapacidades usualmente también son irrevocables. Si la razón por crear un fideicomiso irrevocable siga en efecto, el fideicomiso no puede ser terminado. Hasta hacer una modificación normalmente requiere la aprobación anterior de la corte.

Fideicomisos irrevocables

¿Cuáles son mis responsabilidades como fiduciario?

  • Se debe seguir las instrucciones en el fideicomiso.

  • Se prohibe usar los activos del fideicomiso para el beneficio personal (excepto cuando esté autorizado por el fideicomiso mismo)

  • Se debe ser imparcial. No se permite demostrar ningún tipo de favoritismo, pero sí se permite distribuciones desiguales si el fideicomiso las permita. Tampoco es posible favorecer a los beneficiarios que reciben ingresos sobre los que eventualmente recibirán el principal, o viceversa.

  • Se debe mantener registros precisos, someter las declaraciones de ingresos, y preparar informes para los beneficiarios según los requerimientos del fideicomiso. En general, es necesario dar una cuenta a los beneficiarios por lo menos una vez al año en caso de un fideicomiso en curso, o—en caso de un fideicomiso del difunto—cuando se completen las distribuciones.

  • Se debe invertir los activos del fideicomiso prudentemente. Es necesarios diversificar, para que no todo los recursos se dediquen a la misma inversión. Debe asegurar que todos los recursos del fideicomiso sean productivos. Por ejemplo, no se debe permitir que un beneficiario viva en una residencia que forma parte del fideicomiso sin pagar el alquiler a menos que el fideicomiso lo estipule. Bajo el "Uniform Prudent Investor Act", se permite tomar algunos riesgos con algunas inversiones, siempre que los riesgos sean razonables. Es advisible contratar a un asesor financiero o por lo menos pedir consejo a un asesor financiero acerca de las inversiones.

  • No se permite mezclar los bienes del fideicomiso con sus propios bienes. Debe llevar cuentas separadas y hacer inversiones distintas.

¿Cuáles son las responsabilidades del fiduciario cuando el fideicomitente se vuelva incapaz?

 

Cuando uno se convierte en fiduciaro debido a la incapacidad del fideicomitente, se aplican muchos de los mismos deberes dadas arriba, pero también hay algunas diferencias. Antes de empezar, se necesita obtener una declaración oficial de la incapacidad del fideicomitente. El fideicomiso dirá quién es responsable por eso. Ciertos fideicomisos sólo requieren un testimonio del médico, mientras que otros requieren testimonios de dos médicos. Otros requieren que un comité para discapacidades declare la incapacidad del fideicomitente. Cuando esté lista esa declaración, se debe presentarla al banco, a la compañía de aseguranza, y a cualquier otra institución financiera.  

 

Será necesario investigar si el fideicomitente califique para benéficos de descapacidades y preparar las solicitudes pertinentes. Tendrá que monitorear los pagos de seguranza médica, y estar seguro que la compañía de seguros esté haciendo los pagos requeridos por el contrato. Tendrá que asegurarse que todas las cuentas del fideicomitente continúen siendo pagadas. Si el fideicomitente tiene dependientes, será necesario mantenerlos según los términos del fideicomiso. Si usted también es el agente bajo el poder de abogado durable para la salud médica, tendrá que asegurarse que el fideicomitente reciba el cuidado médico adecuado. Si el fideicomitente permanezca incapaz por largo tiempo, o si su condición parezca ser permanente, tendrá que pensar en una estrategia a largo plazo. Antes de tomar decisiones irreversibles, como vender la residencia del fideicomitente, debe consultar con el abogado y con los asesores financieros del fideicomitente antes de proceder.

¿Qué sucede si el fideicomitente recupere la capacidad?

 

Si el fideicomitente recupere su capacidad, las responsabilidades del fiduciario terminan. Debe de entregar y deshacerse de todo registro de finanzas hecho durante el período de incapacidad. El fiduciario o fideicomitente tendrá que informarles a los bancos y otras instituciones financieras acerca del regreso de control. Esto resulta ser a veces difícil porque esas instituciones a veces no confían que el fideicomitente verdaderamente es capaz de manejar sus propias finanzas.  

Una alternativa sería que el fideicomitente nombre desde el principio a un cofiduciario, dándole la autoridad de actuar sólo en caso de que el fideicomitente se vuelva incapaz.

Un fideicomiso para discapacidades es esencialmente una variedad especial del fideicomiso “spendthrift”. El beneficiario no tiene control sobre el fideicomiso ni derecho de demandar ningún tipo de distribución. Un fideicomiso para discapacidades se distingue porque el beneficiario recibe (o recibirá en el futuro) beneficios públicos a causa de su discapacidad.

 

El fiduciario de un fideicomiso para discapacidades es responsable de averiguar cuáles beneficios ya recibe el beneficiario, y también para cuáles calificará en el futuro. El fiduciario también debe saber las limitaciones (ej.: de ingresos o de recursos) puestas por ciertos beneficios y jamás arriesgar la calificación del beneficiario. Por ejemplo, el fiduciario no puede distribuir dinero ni ningún equivalente de dinero (ej.: una tarjeta de regalo) directamente al beneficiario.

Si el fideicomiso tiene recuros suficientes, el fiduciario puede reducir la cantidad de beneficios públicos para la comodidad del beneficiario. Por ejemplo, pagando el alquiler del beneficiario causará una reducción en el seguro de ingreso suplementario (SSI). No obstante, puede ser una buena solución para el beneficiario si le permita vivir en una vecindad más segura.

El fiduciario debe preparar un presupuesto del ingreso y de los gastos anticipados y revisarlo con el beneficiario o con los guardianes de él. Muchos gastos pueden ser pagados por el fideicomiso, pero ningún tipo de fideicomiso permite cubrir todos los gastos posibles. Se necesita decidir cuáles gastos más le ayuden al beneficiario con su calidad de vida. Revisar el presupuesto puede facilitar que la familia del beneficiario entienda que—por ejemplo—el fideicomiso tiene recursos suficientes para comprar una casa, pero sólo de cierto precio, o que sería mejor comprar un vehículo equipado para discapacidades usado y no uno nuevo.

¿Cómo se administra un fideicomiso para discapacidades?

Algunos gastos permitidos bajo un fideicomiso para discapacidades
  • Ropa

  • Muebles y decoraciones de casa

  • Aparatos y reparación de aparatos

  • Servicios médicos o equipaje no proveído por el proveedor médico del beneficiario

  • Un vehículo, su aseguranza, el mantenimiento del vehículo, y la gasolina

  • Educación, será por créditos o entretenimiento, incluyendo libros y materiales

  • Equipaje y materiales de computadora

  • Celular

  • Televisión, incluyendo servicio de programación

Como mencionado anteriormente, un fideicomiso para discapacidades posiblemente puede pagar por una casa, por los mandados, o por la comida. Pero el fiduciario debe evaluar cuidadosamente si esos pagos causarán una reducción en los beneficios públicos, y si cualquier reducción será justificada para mejorar la calidad de vida del beneficiario.

Ponga su confianza en manos seguras. 

 

Llame a Sonin Law hoy al (530) 662-8500 para una cita para discutir sus necesidades de Administración de Fideicomisos.

© 2015 Barbara Sonin

DISCLAIMER: In publishing these materials, the author is not engaged in rendering legal, accounting or other professional service. If legal advice is required, the service of a competent professional should be sought. No attorney-client relationship is created by the provision of this information.

Sonin Law: Estate Planning, Trusts, Probate, Special Needs in Woodland, California
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Google+ Icon
  • Grey LinkedIn Icon
National Academy of Elder Law Attorneys-Sonin Law
Member of the Academy of Special Needs Planners-Sonin Law
Member of the Wealth Counsel-Sonin Law